BBS Abogados | Rambla Catalunya 79 2º 2ª – 08007 Barcelona |  Tel. 937 605 377 | WhatsApp

Tel. 937 605 377 | WhatsApp

Comparte el artículo

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La CNMV advierte que el cliente pierde cerca de un 75% en los contratos financieros por diferencias (CFD)

¿Qué son los CFD? 

El contrato por diferencia (en inglés Contract for difference, CFD) es un contrato por el que se intercambia la diferencia del precio de un instrumento financiero en el momento de apertura del contrato y el precio en el momento de cierre del mismo.

Fue creado en Reino Unido durante la década de 1950 por los fondos de inversión libre para tener acceso a la negociación de operaciones con mucho apalancamiento. Se trata de un producto que se ha ofrecido tardíamente al pequeño inversor, y que en España solo se ha comenzado a comercializar desde el año 2007. Sin embargo en el Reino Unido, donde los CFD para clientes particulares ya llevan funcionando desde hace varios años, están muy difundidos.

Valgan estos datos referidos a la Bolsa de Londres de 2008 como ilustración:

  • La contratación de CFD ha crecido en los últimos años un 57% anual.
  • Un 35% de la contratación total actual de la Bolsa de Londres tiene su origen en contratos de CFD, siendo el pequeño inversor protagonista de un 20% de los CFD transaccionados.

El CFD refleja el rendimiento de dicho activo, por ejemplo acciones, materias primas, índices, divisas o tipos de interés, entre otros, sin la necesidad de tener la propiedad física del instrumento subyacente en sí. Los CFD son instrumentos derivados OTC (over the counter), es decir, no cotizan en un mercado organizado. Originariamente, los CFD únicamente eran accesibles al inversor institucional. Hoy en día los CFD se han convertido en una herramienta de negociación muy popular entre los pequeños inversores de todo el mundo. Los CFD están ganando terreno a la inversión tradicional gracias a sus ventajas, flexibilidad a la hora de operar y fácil acceso a mercados tradicionalmente no accesibles al cliente minorista. Los CFD exigen el depósito por parte del inversor de un pequeño importe en concepto de garantías, esto le permite una gestión más eficiente de su capital, ya que sólo se moviliza una pequeña proporción del valor global de su posición.

Advertencia de riesgos por parte de la CNMV

En este sentido, la CNMV ha advertido de los riesgos de pérdidas de este tipo de productos, mediante el siguiente documento informativo:

LINK:      Advertencia CFD _ CNMV

Para cualquier duda al respecto, contacte con nosotros:

BBS Abogados //  TEL. 93. 232. 70. 11

bbs abogados
Cartera con tarjetas. BBS Abogados.
Revolving Intereses Abusivos
Helena Socias

¿Cómo funciona una tarjeta revolving?

La amortización del principal se realiza a un plazo muy largo, lo que implica el pago de más intereses. Muchos de nuestros clientes tienen dudas