BBS Abogados | Rambla Catalunya 79 2º 2ª – 08007 Barcelona |  Tel. 937 605 377 |

Diferencias entre juicio ordinario y juicio verbal
Fetch Tweets: Could not authenticate you. Code: 32

DIFERENCIAS ENTRE EL JUICIO ORDINARIO Y EL JUICIO VERBAL

Comparte el artículo

En el ámbito del proceso civil, la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) establece dos tipos de procedimientos principales: el juicio ordinario y el juicio verbal. La reciente reforma procesal ha introducido cambios significativos que afectan a ambos procedimientos, con el objetivo de agilizar y simplificar el proceso judicial. A continuación, explicaremos de forma genérica y sintética las diferencias clave entre el juicio ordinario y el juicio verbal, basándonos en la LEC actualizada tras la reforma.

Juicio Ordinario

El juicio ordinario se emplea para materias específicas que requieren un trámite más complejo debido a su naturaleza jurídica, como cuestiones relativas a la propiedad industrial e intelectual, derechos honoríficos, impugnación de acuerdos sociales, entre otros.

Además, se utiliza para las reclamaciones cuya cuantía excede los 15.000 euros, una modificación importante introducida por la reforma.

Fases del Procedimiento:

  • Demanda y Contestación: El proceso comienza con la presentación de una demanda por parte del demandante. Una vez admitida, se le concede al demandado un plazo de 20 días hábiles para contestar a la demanda.
  • Audiencia Previa: En esta fase, el juez intenta un acuerdo entre las partes, se resuelven cuestiones procesales, y se propone y admite la prueba. En este acto los clientes no deben comparecer personalmente ya que será el Procurador quien les represente.
  • Juicio: Si no hay acuerdo en la Audiencia Previa, se celebra el juicio donde se practican las pruebas admitidas y se realizan las conclusiones finales.
  • Sentencia: Finalmente, el juez dicta sentencia basada en las pruebas y alegatos presentados.

El juicio ordinario, generalmente, es el procedimiento civil con mayor complejidad práctica y suele tener un límite temporal más amplio en su tramitación.

Tanto por la materia objeto del litigio como por razones de cuantía, la práctica jurídica necesaria para llevar con eficacia este tipo de proceso requiere una especialización considerable debido a la complejidad que pueden alcanzar estos casos.

Para obtener información adicional, le recomendamos consultar los siguientes artículos de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC): arts. arts. 249 y 399 y ss.

Juicio Verbal

El juicio verbal se aplica para reclamaciones cuya cuantía no exceda los 15.000 euros, una ampliación significativa con respecto al límite anterior de 6.000 euros.

También se utiliza para una serie de materias específicas, independientemente de su cuantía, tales como reclamaciones de alimentos, recuperación de la posesión de una finca, ciertos casos de arrendamientos, y casos de divorcio no consensuado, entre otras muchas materias.

Fases del Procedimiento:

  • Demanda y Contestación: La demanda puede ser más sencilla y directa en comparación con la del juicio ordinario. Una vez admitida, se dará traslado al demandado para que conteste en 10 días.
  • Citación para Juicio: Una vez contestada la demanda o transcurrido los plazos, el Tribunal cita a las partes para la celebración de una vista oral.
  • Juicio y sentencia: En esta única vista oral, si las partes no llegan a un acuerdo, se presentan las pruebas y se realizan las alegaciones. Practicadas las pruebas, el Tribunal podrá conceder a las partes que formulen oralmente sus conclusiones. A continuación, se dará por terminada la vista y el Tribunal dictará sentencia, salvo alguna excepción, dentro de los 10 días siguientes.

El juicio verbal es generalmente más rápido y simple que el juicio ordinario, dado que su estructura procesal está diseñada para resolver conflictos de menor cuantía y complejidad en un menor tiempo.

No hay una audiencia previa, y todo el proceso se concentra en una única vista oral.

Para obtener información adicional, le recomendamos consultar los siguientes artículos de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC): arts. 250, 437 y ss.

Conclusión

La elección entre el juicio ordinario y el juicio verbal dependerá de la cuantía del litigio y de la naturaleza del asunto en disputa. La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil ha ajustado los límites cuantitativos y ha introducido cambios destinados a optimizar la administración de justicia, haciendo que el proceso sea más eficiente y accesible para los litigantes.

Comprender estas diferencias entre el juicio ordinario y el juicio verbal, así como los cambios recientes, es crucial para abogados y litigantes, ya que permite una correcta planificación y estrategia en la defensa de los intereses de los clientes.

Diferencias entre juicio ordinario y juicio verbal